día mundial de la diabetes 2016

día mundial de la diabetes 2016

viernes, 30 de enero de 2015

sólo tú pones los límites

Feliz Viernes Azul a todos los que nos siguen...

Espero hayan tenido un lindo día, lleno de cosas positivas y alegres y si no fue así, recuerden que no somos perfectos y la vida tampoco lo es...
Por esa razón, ella nos ofrece un sin número de experiencias con las cuales vamos creciendo como personas y siendo cada vez mejores seres humanos.

Nunca duden de ustedes mismos y del poder que tienen de transformar las cosas, aunque la situación no siempre sea la mejor...ustedes deciden y ponen los límites. 
¡Que tengan un bello fin de semana!

jueves, 22 de enero de 2015

índice glucémico y diabetes

El índice glucémico (glycemic index o GI) mide en qué medida los alimentos que contienen carbohidratos elevan la glucosa en la sangre.

Los alimentos se clasifican en base a cómo se comparan a alimentos de referencia, ya sea glucosa o pan blanco. Un alimento con un GI alto eleva la glucosa en la sangre más rápido que los alimentos con un GI mediano o bajo.

La planificación de las comidas con GI requiere escoger alimentos que tienen un GI bajo o mediano. Si come alimentos de GI alto, puede combinarlos con alimentos de GI bajo para ayudar a balancear la comida.

Crédito: larepublica.com
Ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos con un GI bajo:
  • Menestras y legumbres (como frijoles rojos y lentejas)
  • Todos los vegetales sin almidón y algunos vegetales con almidón
  • La mayoría de las frutas
  • Muchos panes y cereales de grano integral (como pan de cebada, trigo integral, centeno y cereal de salvado).
  • Las carnes y grasas no tienen GI porque no contienen carbohidratos.
¿Qué afecta el GI de un alimento?

La grasa y fibra tienden a reducir el GI de un alimento. Como regla general, mientras más cocido o elaborado un alimento, más alto su GI. Sin embargo, esta regla no siempre se aplica.

Abajo hay unos cuantos ejemplos específicos de otros factores que pueden afectar el GI de un alimento:
  • Madurez y tiempo almacenado — Mientras más madura la fruta o vegetal, más alto su GI.
  • Elaboración — El jugo tiene un GI más alto que toda la fruta; el puré de papas tiene un GI más alto que una papa entera al horno, el pan de trigo integral molido con piedra tiene un GI más bajo que el pan de trigo integral.
  • Método de preparación — El tiempo que se han cocinado los alimentos (los fideos al dente tienen un GI más bajo que los bien cocidos).
  • Variedad — El arroz blanco instantáneo de grano largo tiene un GI más bajo que el arroz integral pero el arroz blanco de grano corto tiene un GI más alto que el arroz integral.
Además, tenga en cuenta que el valor de GI representa el tipo de carbohidrato en un alimento pero no dice nada sobre la cantidad de carbohidratos que se come típicamente. El tamaño de la porción sigue siendo pertinente para controlar la glucosa en la sangre y para adelgazar o mantener su peso.

Asimismo, el GI de un alimento es distinto cuando se come solo que cuando se combina con otros alimentos. Cuando come un alimento con un GI alto, puede combinarlo con otros alimentos con GI bajo para balancear el efecto en el nivel de glucosa en la sangre.

Finalmente, muchos alimentos nutritivos tienen un GI más alto que los alimentos con poco valor nutricional. Por ejemplo, la avena tiene un GI más alto que el chocolate. El uso del GI debe ir combinado con los principios básicos de nutrición que propician comer una variedad de alimentos saludables y comer con moderación alimentos con pocos nutrientes.


¿Es mejor que contar carbohidratos?

No existe una dieta ni plan de alimentación que funcione para todas las personas con diabetes. Lo importante es seguir un plan de alimentación que se adapte a sus preferencias personales y estilo de vida, y que lo ayude a lograr los niveles deseados de glucosa en la sangre, colesterol y triglicéridos, presión y peso.

Los estudios indican que tanto la cantidad como el tipo de carbohidratos en los alimentos tienen un efecto en el nivel de glucosa en la sangre. Los estudios también demuestran que, en general, la cantidad total de carbohidratos en un alimento es un mejor indicador que el GI para predecir el efecto en la glucosa en la sangre.

En base a los estudios, para la mayoría de las personas con diabetes, el primer recurso para controlar la glucosa es algún método de contar carbohidratos. Para controlar el nivel de glucosa en la sangre es clave llegar a un equilibrio entre el consumo total de carbohidratos, la actividad física y las pastillas para la diabetes o insulina.

Ya que cada tipo de carbohidrato tiene diferentes efectos en la glucosa en la sangre, usar el GI puede ser útil para perfeccionar el control de la glucosa. En otras palabras, si el GI se combina con el cálculo de carbohidratos, puede ofrecer un beneficio adicional para las personas que quieren y pueden estar más atentas a los alimentos que seleccionan con el fin de lograr el nivel deseado de glucosa.


Fuente: Asociación Americana de Diabetes

lunes, 19 de enero de 2015

¿coincidencia, casualidad o destino?

A raíz de un post que he publicado hoy en mi página de facebook me pregunto si existen las coincidencias.

Y lo que sucede es que este artículo publicado por Guía diabetes tipo 1 del Centro para la Innovación de Diabetes Infantil de Sant Joan de Déu nos habla acerca de que el manejo de la diabetes mejora cuando padres expertos ayudan a padres de niños recién diagnosticados.

Crédito: primeravocal.org
Y en países como el nuestro y Latinoamérica en general se hace tan necesaria esta ayuda y orientación que se puede recibir de otros padres que han pasado por la misma situación cuando su hijo o hija fue diagnosticado. Esa ayuda, esa mano amiga es vital para poder entender aquel "baldazo de agua fría" que resulta para los padres el diagnóstico de diabetes tipo 1 de su pequeño hijo o hija y qué vendrá después.

Da la casualidad que hoy, mi mamá conoció a la mamá de una chica con diabetes tipo 1, diagnosticada hace 10 años, que pudo contar con este tipo de ayuda: ayuda de otros padres con un hijo (a) viviendo con diabetes tipo 1. Pero ahí no cesó su búsqueda y poco a poco se fue formando un lindo grupo de apoyo de padres que, hasta el día de hoy, dan la mano a los padres de los recién diagnosticados. Eso ¡vale oro! porque sólo nosotros podemos ayudarnos y ayudar a los demás a que el proceso no sea tan traumático. Además son ellos los que viven el día a día de la diabetes en la vida de sus hijos.

Obviamente, mi mamá le mencionó que hace 32 años (cuando fui diagnosticada) ella hubiese dado lo que fuera por contar con este tipo de apoyo y ayuda, pero en aquellos tiempos (los años 80´s) se tenían menos facilidades tecnológicas para ubicar a otras personas con el mismo problema o simplemente no éramos muchos los niños con diabetes tipo 1... 
Sé que mis papás hubieran dado lo que fuese con tal de contar con otra pareja de padres que hubieran pasado por ese momento antes; para poder manejar las situaciones que se dieron después del diagnóstico y todo lo que implica esta condición después que sales del hospital, es decir, una vez que te envían a casa con tu pequeña a tratar de vivir lo más normal posible.

Es por ello que es tan importante darnos la mano, si no lo hacemos nosotros que ya hemos pasado por diversas experiencias (buenas, no tan buenas y malas) quién podría hacerlo. Además nos entendemos y hablamos el mismo idioma: el idioma de la diabetes tipo 1.

No sé si llamarlo coincidencia, casualidad o destino, pero llámese como se llame, hoy mi mami pudo conversar con la mamá de otra chica "dulce" como yo. Ambas fuimos diagnosticadas cuando teníamos tan sólo 5 años, pero en épocas totalmente diferentes. Se podría decir, que yo fui diagnosticada en la "época de la carreta" y ella en la "época de la tecnología", pues hay una gran diferencia entre los años ochenta y los años a partir del año 2000.

Lo que no ha cambiado a pesar de todos esos años de diferencia (1982 y 2005) es cómo se sintieron ellas como mamás al recibir la noticia del diagnóstico de sus pequeñas niñas. Y es que el sentimiento siempre será igual, pero si podemos contar con el apoyo de otros padres que ya han pasado por esta situación para apoyar a otros padres que recién la enfrentan sería de mucha ayuda y de gran valor para orientar y apoyarse entre todos.

Dicen que "la unión hace la fuerza" y en este caso es muy cierto...

viernes, 16 de enero de 2015

viernes de verano

¡Feliz Viernes Azul de verano! Les deseo un fin de semana donde puedan compartir con la familia, los amigos y pasarlo de maravilla.


Recuerden que todo momento es propicio para informar, educar y crear conciencia acerca de la diabetes. Sigan ayudándonos en esta gran tarea. Juntos ¡sí podemos!

miércoles, 14 de enero de 2015

¿un calcetín inteligente?

Como ya lo he mencionado, existen muchos proyectos que se están llevando a cabo en diversas partes del mundo que buscan mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes. Hoy en día, gracias a la globalización de la información y a la facilidad de la internet y las redes sociales, podemos conocer un poco más acerca de ellos y de sus avances.

Uno de ellos es el que están desarrollando los científicos de la Universidad de Arizona. Ellos han sido los encargados de iniciar el proyecto "Smart Sox", un calcetín (media) inteligente que permitirá identificar en qué parte del pie se puede producir el daño, así como movimientos problemáticos en las personas que tenemos diabetes. 
Crédito: teinteresa.es
La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en cerca de 350 millones de personas que tienen diabetes. Además, se prevé que sea la séptima causa de mortalidad en el año 2030. Una de las consecuencias de esta patología es la neuropatía de los pies, que si se combina con la reducción del flujo sanguíneo, incrementa el riesgo de que se produzcan úlceras en los pies que podrían, en casos más graves, conllevar incluso a la amputación.

Quienes han pensado en todo ello han sido los científicos de la Universidad de Arizona, según informa ConSalud, quienes están desarrollando un calcetín (media) inteligente a base de fibra óptica y sensores incluidos con el que pretenden mejorar la calidad de vida de los pacientes con diabetes. 

El doctor Amstrong, profesor de cirugía en esta universidad, expone que los afectados pierden la señal del dolor, por la que no perciben que se están produciendo lesiones en sus pies y por eso se desarrollan esas úlceras que se infectan y en los peores casos pueden requerir una amputación. Esto es lo que se conoce como "pie diabético".

Sin embargo, el denominado "Smart Sox" (calcetín inteligente), permitirá identificar dónde se puede producir ese daño, así como movimientos problemáticos que pueden ser indicadores de riesgos futuros. Estos sistemas de datos permiten a los médicos mejorar su diagnóstico y las terapias escogidas. Incluso, dosificar la actividad física igual que dosifican la medicación.

El problema es que aún no está en el mercado. Este calcetín podría tardar dos años en estar en los hospitales y hasta cinco en llegar a los hogares. El proyecto ha sido premiado con más de 2 millones de dólares en becas de investigación por el Fondo de Investigación de Qatar y todas las personas que tenemos diabetes esperamos que sigan investigando y desarrollando este calcetín que definitivamente será de mucha ayuda para la prevención de muchas de las complicaciones que surgen cuando uno tiene el famoso "pie diabético".

Le estaremos haciendo seguimiento, estén atentos.

Fuente: teinteresa.es

lunes, 12 de enero de 2015

¿qué novedades en diabetes nos esperan en 2015?

La tecnología no solo es útil para entretenernos, también sirve como un auxiliar en el control de enfermedades como la diabetes. La tecnología avanza cada día y Android, los smartphonestablets o smartwatch’s son tecnología y debemos saber aprovecharla para beneficio propio y sobre todo de nuestra salud.

Durante el año 2014 hemos tenido varias noticias relacionadas con avances tecnológicos en el campo de la diabetes. Proyectos, dispositivos en desarrollo y otros aún en pruebas, perfeccionamiento, aprobaciones, etc. Lo cual resulta bastante alentador considerando que en décadas pasadas no teníamos acceso a este tipo de información y no se realizaban tantos estudios y pruebas (o quizá no nos enterábamos porque no existía internet).

Fotografía: Captura de pantalla de Reflexiones de un jedi azucarado
Es por ello que nos preguntamos: ¿Qué nos espera para este año 2015 en el área de la diabetes?
Pues no dejen de leer el post en Reflexiones de un jedi azucarado de nuestro glucolega español Óscar Lpz. de Briñas, quien es un aficionado a la tecnología, y enterarse qué novedades en diabetes nos esperan...

¡Gracias Óscar por mantenernos al día!

sábado, 10 de enero de 2015

ingeniería que ayuda a personas con diabetes

Desde antes de cumplir 18 años Pepe sabía que tendría que abandonar la casa donde había crecido para tener un mejor futuro. Debería dejar atrás esas calles empedradas y los techos de teja roja que durante su infancia le acompañaron en Taxco, Guerrero, su ciudad natal.

Como muchos jóvenes taxqueños, Pepe se despidió de sus padres, y vino al DF para estudiar Ingeniería Biomédica.

Todo iba bien, llegó a instalarse a una casa donde viven más de 10 estudiantes que, como él, dejaron sus ‘nidos’ para llegar a la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Iztapalapa.

Crédito: vivecondiabetes.com
Ahí conoció a sus mejores amigos y encontró una familia. Pero un día, fue su propia sangre la que lo puso a prueba. En menos de un mes, tuvo una repentina baja de peso, mucha sed y mucho sueño. Después de algunas semanas, una de sus compañeras le ayudó a medir su glucosa. La sorpresa fue que el joven de 23 años estaba al borde de un coma diabético. Se comunicó con su madre y viajó a Taxco para que lo viera el médico de confianza.

Así, José Díaz Hernández fue diagnosticado con diabetes. Sus hábitos debían cambiar, su alimentación, su actividad física, y ahora los estudios debían combinarse con la rutina de medir su glucosa al menos seis veces al día. Sin embargo, enfrentar una enfermedad como esa cuando se es estudiante, lejos de la familia y sin los recursos económicos, se puede convertir en un gran reto.

Pepe cuenta que al mes gasta unos mil 200 pesos en tiras reactivas para poder darse los 180 pinchazos que un buen control de glucosa exige.

Tras superar el impacto inicial de la noticia, Pepe supo que nadie era mejor para ser víctima de esa enfermedad que un ingeniero biomédico.

Con ayuda de sus amigos y compañeros comenzó a desarrollar una idea: crear un glucómetro no invasivo que redujera el gasto que los diabéticos deben hacer para llevar el control de su enfermedad, a sabiendas de que se convertiría en el conejillo de indias. Así surgió Glucolight, un aparato para medir la cantidad de azúcar en sangre que no requiere una muestra de sangre puesto que lo hace a partir de espectroscopía, colocándose en el lóbulo de la oreja. Tras seis meses de investigación se logró diseñar el prototipo, pero hoy es sólo una idea.

Pepe me explica su proyecto en un parque. Lo acompaña Rogelio, originario de Tlaxcala y cuyo abuelo paterno falleció por complicaciones de la diabetes. Él es recién egresado de la carrera de Ingeniería Bioquímica Industrial y también ha participado en el diseño de Glucolight, junto con Blanca, Javier y Erik, ingenieros y estudiantes que completan el equipo.

Rogelio Rodríguez recuerda cómo la vida de Pepe cambió, y asienta con la cabeza cuando su amigo me explica que unos días tenía que elegir entre comer o medirse la glucosa.

Para que el Glucolight sea una realidad y se pueda producir el prototipo diseñado por ingenieros mexicanos, requieren apoyo y por ello es que ingresaron su proyecto a Fondeadora, donde la gente que quiera apoyarlos puede donar a partir de un peso. Sólo necesitan reunir 20 mil pesos para poder aplicar su conocimiento y elaborar el prototipo que podría cambiar la vida de miles de mexicanos que padecen diabetes.

Fuente: vivecondiabetes.com
             Elizabeth Palacios / elgrafico.mx

jueves, 8 de enero de 2015

crece expectativa de vida de personas con diabetes tipo 1

Por Andrew M. Seaman

(Reuters Health) - La expectativa de vida de los jóvenes con diabetes tipo 1 es de entre 11 y 13 años menos que la de sus pares sin la enfermedad, según revela un estudio de Escocia.

Mientras que la noticia podría parecer desalentadora, la autora principal aseguró que indica una mejoría con respecto de las estimaciones de los grandes estudios publicados.

La doctora Helen Colhoun, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Dundee, destacó que la diferencia en la expectativa de vida de ambos grupos está disminuyendo. "No es cero. Pero la meta es que sea cero", dijo.
Crédito: Reuters / Mario Anzuoni
En JAMA, su equipo publica que, de acuerdo con estimaciones previas de Reino Unido, la población con diabetes tipo 1 moría entre 15 y 20 años antes que las personas sin diabetes. Un informe de los años 70 aumentaba esa brecha a 27 años en Estados Unidos, mientras que un informe de la década de 1980 en Nueva Zelanda la colocaba en 16,5 años.

"La mayoría son datos antiguos", opinó Colhoun. Para ella,contar con información correcta es relevante porque demuestra el progreso de la atención de la diabetes tipo 1.

Los autores revisaron los datos nacionales de Escocia sobre 24.691 personas con diabetes tipo 1 diagnosticada entre el 2008 y el 2010. Estimaron que los hombres con diabetes tipo 1 vivirían 11 años menos que los hombres sin la enfermedad, mientras que en las mujeres esa diferencia sería de 13 años.

A los 20 años, por ejemplo, los diabéticos tipo 1 vivirían, en promedio, hasta los 66 (hombres) o los 68 (mujeres) años, mientras que aquellos sin la enfermedad vivirían,respectivamente, 77 u 81 años. Aún en las personas con diabetes tipo 1 y función renal conservada, la brecha era de ocho años.

"Hay que destacar que son promedios. Algunas personas con diabetes tipo 1 tendrán una expectativa de vida muy extendida y otras, breve. Son estimaciones", dijo Colhoun.

El factor principal de pérdida de expectativa de vida es la enfermedad cardíaca, pero las personas que murieron antes de los 50 años eran más propensas a fallecer por enfermedades más agudas, como la cetoacidosis.

Para Colhoun, los resultados demuestran la importancia del control estricto de los valores de glucosa en sangre y los factores de riesgo cardiovasculares de las personas con diabetes tipo 1.

En un segundo estudio publicado en la misma revista, un equipo comparó la evolución a siete años de 711 pacientes con un control estricto de la glucosa en sangre con la de 730 personas con un monitoreo más laxo. El primer grupo era menos propenso a morir en 27 años que el segundo grupo.

"Este resultado es optimista: mientras no exista la cura de la diabetes, por lo menos podemos preservar la salud y el futuro de los diabéticos tipo 1", dijo la doctora Lori Laffel, del Centro de Diabetes Joslin, Boston.

Aquí el artículo original en inglés

Fuentes: ElEconomista.es
               bit.ly/1wk4CyH, bit.ly/1wk4C1x and bit.ly/1wk4GhY JAMA, online January 6, 2015.

viernes, 2 de enero de 2015

primer viernes azul de 2015

¡Feliz Primer Viernes Azul del 2015 para todos ustedes!

Que tengan un lindo fin de semana de descanso para iniciar el lunes con la baterías recargadas y toda esa energía que siento de ustedes y que hace que me recargue para continuar escribiendo y compartiendo con todos mi vida con mi compañera de viaje, la diabetes.

Gracias por estar ahí, del otro lado del monitor y ser parte de esta gran tarea de informar, educar y crear conciencia acerca de la diabetes.
¡Juntos sí podemos!

jueves, 1 de enero de 2015

feliz año nuevo 2015

¡Feliz Año Nuevo 2015! Que Dios los bendiga y que este año esté lleno de cosas buenas para todos...