día mundial de la diabetes 2016

día mundial de la diabetes 2016

viernes, 8 de septiembre de 2017

reconociendo nuestra labor de blogueros acerca de la diabetes tipo 1

Escribir acerca de nuestras experiencias con la diabetes tipo 1 no siempre resulta tan fácil como algunas personas creen. En mi caso, es abrirme completamente y contar acerca de mi vida privada, mis temores, batallas, frustraciones, miedos aunque también acerca de alegrías, logros y motivaciones para seguir andando junto a mi compañera de viaje - la diabetes tipo 1.

Muchas veces me he preguntado si mis palabras y experiencias realmente causan algún efecto positivo en la vida de alguna persona con diabetes o familiar de alguien con diabetes tipo 1. Así como lo hicieron muchas personas a través de sus blogs en inglés - en aquellas épocas en que recién descubría que existía este medio para poder llegar a más personas que compartieran un interés en común. Al conocerlos y leerlos me di cuenta que no estaba sola en esta lucha y que muchas personas sentían lo mismo que yo, en resumen: no era la única chica con diabetes tipo 1 que se sentía de tal o cuál manera, no era un bicho raro.

Es por esa razón que (después de algunos años) decidí crear este blog "Diabetes a bordo: Mi montaña rusa" el cual me ha dado satisfacciones personales que no tienen precio y muestras de cariño de personas que (muchas veces) no conozco pero que sabemos compartimos un mismo lenguaje: el lenguaje de la diabetes tipo 1.

Hace unos días recibí un mail de MyTherapy, empresa y aplicación fundada en Múnich y centrada en temas de salud. En esta comunicación me contaban que iban a publicar un artículo dedicado a los mejores blogs sobre diabetes del 2017  y que mi blog estaba dentro de la lista de los 20 mejores blogs sobre diabetes tipo 1.
MyTherapy
Me emocioné mucho y quiero agradecer públicamente a MyTherapy por este reconocimiento junto a otros blogueros que sigo y tengo el placer de conocer en persona.
Gracias por esta insignia de reconocimiento la cual ya coloqué en mi blog.

Son estos detalles los que me motivan a seguir escribiendo y compartir mi "dulce" vida con el mundo entero...todo sea por dar mayor visibilidad a la diabetes tipo 1 y crear conciencia acerca de la misma.

Muchas gracias a todos los que me leen a través de las diferentes plataformas sociales. Seguiré en este camino porque ayudar a que se tenga información real es de suma importancia para nuestra salud.

miércoles, 7 de junio de 2017

mi diabetes tipo 1 y el deporte

Todos sabemos que la actividad física es uno de los pilares de nuestro tratamiento junto con la insulina y el conteo de carbohidratos de las comidas que ingerimos. Así como el control de nuestras glicemias de forma regular.

Créditos: Imagen de acelu.org
Bueno...si bien ahora lo sé y la mayoría de personas pueden acceder a esta información, en la "época" en que fui diagnosticada (sí, ya sé, hace años luz...pero en realidad recién van a ser treinta y cinco años..ups!), allá por los años ochenta, no se tenía la misma idea. O mejor dicho, aquí en Lima, Perú el médico que me atendía estaba un poco desinformado (¿confundido?...quizá) al respecto. Y hablo de mi experiencia, pues no puedo generalizar.

No sólo se encontraba desinformado acerca de la importancia del deporte, sino que hizo que mis papás me sacaran de las clases de gimnasia que tenía en el colegio como actividad extra curricular en aquel entonces y que me apasionaba (además tenía potencial), lo cual interpreté (a los 6 años) como un castigo. Y como les digo siempre, mis papás - ante el temor de una bajada de glucosa y sin glucómetro que pudiera corroborar los valores de mis glicemias - le hicieron caso al doctor pues se suponía que sabía lo que hacía. 
Créditos: Imagen de guiafitness.com

Estoy segura que si ellos hubieran contado con educación en diabetes, la información y la tecnología disponible, que existe hoy en día, otra hubiera sido su decisión. 
Pero no se puede llorar sobre la leche derramada, ¿cierto?. Además en ese entonces ni siquiera tenía un glucómetro y mucho menos conocimientos de conteo de carbohidratos...y estaba a años luz de tener ese encuentro cercano "del quinto tipo".

Para que tengan una idea...el médico que me atendía indicó desde el inicio una sola dosis de insulina de acción rápida y NPH (la de acción lenta), las únicas en nuestro mercado y - que dicho sea de paso - eran insulinas de porcino o bovino. Así que no habían dosis que variaban de acuerdo a la glucometría (control de la glucosa en la sangre con glucómetro), si estaba resfriada o enferma, o si hacía o no actividad física. Y por esta razón, para evitar las hipoglicemias mis papás siguieron las indicaciones de mi médico.

Después de algunos años, intenté practicar algún deporte pero se dieron una serie de cambios como reacción en cadena: cambios de colegio, clases de inglés todos los días después del colegio e incluso fines de semana para nivelarme, etc. Y todas estas actividades académicas se llevaban el poco tiempo libre - por no decir que éste no existía- y las escasas energías. 

Fue así que nunca practiqué ningún deporte. Siempre me dediqué a estudiar y a superar los obstáculos académicos, una forma (que según yo estaba bien) de recompensar a mis padres y hermanos por los cambios tan drásticos que causé en sus vidas y que puse "patas arriba". Esta es la culpa de la que he escrito en algunos posts. Se puede decir que compensé el deporte por una cantidad alucinante de retos académicos, dejando de lado mi diabetes tipo 1 y el deporte.

Cuando ingresé a la universidad seguí el mismo patrón: estudio, estudio y más estudio...siempre tratando de estar entre las primeras y eso, obviamente, generaba una cantidad de estrés increíble. Y cuando salí al mundo a trabajar fue igual que con el estudio: siempre destacar y ser la mejor. Si hubiera tenido esa perseverancia en el deporte y no en el estudio o trabajo, mi vida hubiera sido diferente. 

Créditos: @diabetesabordo
Pero ¿saben algo? nunca es tarde. Si bien no he sido deportista (y admiro a quienes lo son) sé que la actividad física es muy importante para mi considerando a mi compañera de viaje (la diabetes tipo 1) a quien tuve descuidada durante varios años. Es por ello, que hace unos años atrás decidí tener "calidad de vida" y no dejar que el trabajo ni sus horarios me consumieran en vida. Parece una frase cliché pero en mi caso es totalmente cierto. Hubo un momento en que tuve un trabajo pero iba perdiendo mi salud...y todos sabemos que sin salud no podemos hacer nada. Así que cambié el chip de mi cabeza y decidí hacer algo que disfrutara. 

No me gusta ir al gimnasio...en algún momento lo hice y terminé en clases de baile, ni siquiera aeróbicos. Y definitivamente te tiene que apasionar o motivar la actividad física o deporte a realizar. 

Me encanta la música (hasta trabajaba con música porque si no era aburrido) y quienes me conocen saben muy bien que me fascina bailar; por eso ahora salgo a caminar y escucho música, música que me levanta el ánimo y me llena de energía para poder llevar el ritmo al caminar. Y es así que estoy haciendo pequeños pero significativos avances en lo que respecta a incluir la actividad física en mi día a día. 

Sé que el tiempo perdido no regresa, pero mejor es tarde que nunca. Así que si eres de los que no practica ninguna actividad física...medita un poco y hazte ese favor, tu cuerpo, tu diabetes y tu salud te lo agradecerán, no lo dudes.

Y si practicas algún deporte te felicito, si lo haces de forma profesional mejor aún y sobre todo aquellos deportes de máxima exigencia física y mental como son el Ironman, triatlones, maratones, rutas en bicicleta, etc porque requieren de mucha disciplina, perseverancia, entrenamiento, conocimiento de tu organismo ante las diversas situaciones que se presentan y buen humor...así que a disfrutarlo a mil.
Y si encima lo realizan personas con diabetes tipo 1...mis respetos y admiración para ellos. Pronto traeré nuevas historias de personas con diabetes que se dedican a estos deportes de exigencia. No se los pierdan.

viernes, 26 de mayo de 2017

con diabetes tipo 1 sí se puede; así lo demuestra Antonio Lledó

Cada vez que leo una historia como la de Antonio Lledó me convenzo más de que con diabetes tipo 1, bien controlada, no hay límites y que podemos lograr nuestros sueños sin ningún problema. Claro que debemos tener extra cuidados que las demás personas sin diabetes tipo 1, pero si somos perseverantes y disciplinados todo anda sobre ruedas. Y es exactamente lo que está sucediendo con este cartageno quien es una de esas personas que nos ha hecho ver en los últimos años la diabetes tipo 1 de otra manera. Y quien siempre realza la importancia del deporte en nuestras vidas para un mejor manejo de nuestra diabetes tipo 1 y nuestra salud. 

Créditos: Canal Diabetes
Cada cierto tiempo emprende un proyecto en el que puede demostrar que con diabetes tipo 1 no hay límites. Esta vez quiere dar vuelta a Marruecos con un objetivo solidario que es llevar glucómetros y educación en diabetes a la zonas más desprotegidas de Marruecos.

No se pierdan esta entrevista vía Canal Diabetes y desde esta trinchera le deseamos lo mejor y muchos éxitos a Antonio.
¡Buen viento!

Fuente: Canal Diabetes

martes, 23 de mayo de 2017

la diabetes tipo 1, insulina y el derecho a la vida

Es importante recordar y compartir esta reflexión que ya la he hecho antes. No dejemos de exigir este derecho.
Una reflexión para hoy:


La insulina es lo que nos manteniene con vida a quienes tenemos diabetes (tipo 1, tipo 2 o diabetes gestacional), pero en muchos países es imposible el acceso a la misma. Ya sea porque el Estado no proporciona ayuda para los que menos posibilidades tienen; porque simplemente es muy cara; o como en el caso de Venezuela, no se consiguen los insumos vitales para la diabetes y otro tipo de patologías. 

La INSULINA es vida y todos en este mundo tenemos el derecho a la VIDA, por lo tanto no debe ser negada a ninguna persona. Ayúdanos a difundir este mensaje compartiendo este enlace.


Es una petición de VIDA, es un derecho que tenemos y a nadie parece importarle.

VIAL DE INSULINA = VIDA.
Esto es lo que significa para mi y las personas que tenemos diabetes tipo1 este pequeño frasco. Pues sin este pequeño frasco de insulina no podríamos vivir día tras día.


A thought for today:

Insulin (in persons with diabetes) is what keep us alive, but in many countries it is impossible to access to it. Either because the State does not provide assistance for those with fewer opportunities; because it is simply too expensive; or as in the case of Venezuela, no vital inputs for diabetes and other conditions are achieved.

INSULIN is life and everyone in this world have the right to life, therefore should not be denied to anyone. Help us spread the word by sharing this post.

It is a request for LIFE, is a right we have and nobody seems to care.

INSULIN = LIFE
This is what means this little ‪bottle‬ for me and all the people with‪ ‎type 1 diabetes.‬

martes, 16 de mayo de 2017

¿tecnología de última generación para la diabetes tipo 1?

Podemos ver y leer en muchas de las noticias que se publican que siempre están elaborando nuevas formas de tecnología y aparatos para hacernos la vida "más fácil", aunque yo diría "más llevadera", pues la diabetes tipo 1 casi nunca es fácil...mi humilde opinión.

Pero como siempre sucede muy pocos son los que tenemos el acceso a esta tecnología de última generación, ya sea porque no llegan a nuestros países, porque no podemos pagar por ellos o simplemente por desconocimiento.
Pero si somos pacientes empoderados y tratamos de buscar mejoras para nuestra salud y una mejor calidad de vida, casi siempre estamos buscando información acerca de lo último que sale al mercado y como no soy muy buena con el tema tecnológico, gracias a nuestro glucolega Óscar Lz. de Briñas podemos conocer un poco más de este mundo de nuevas tecnologías. 

Créditos: Captura de pantalla del blog
Reflexiones de un Jedi Azucarado

Y es por ello que les recomiendo leer este post acerca del Guardian Connect, el nuevo medidor continuo de glucosa de Medtronic. Como menciona nuestro Jedi Azucarado, "el actual Guardian Connect es un medidor continuo de glucosa de lectura intersticial como casi todos; esto es, la lectura de glucemia se realiza inoculando un filamento de manera hipodérmica, el cual entra en contacto con las capas inferiores de la piel donde se realiza la medición de la glucosa circulante en los tejidos fuera del torrente sanguíneo".

Pero si quieren conocer los detalles y de qué se trata esta innovación, no dejen de leer a Óscar. Y aunque es cierto que en algunos de nuestros países no se lanzará y no estará disponible en este momento, siempre es bueno estar al tanto de lo que se desarrolla en el mundo de la diabetes, pues nos pueden sorprender antes de tiempo y siempre es bueno estar informado para tomar decisiones. 

miércoles, 26 de abril de 2017

complicaciones de la diabetes tipo 1: marcas del tiempo

Complicaciones...vaya tema, en este caso tengo tanto de qué hablar que es difícil comenzar por alguna complicación específica. Pues cada una de las complicaciones que hoy en día tengo ha sido una experiencia angustiante, de miedo, de esperanza, de soluciones, de dolores, de conocimientos y de mucho temor al futuro. 
Hablar de complicaciones de la diabetes siempre es un tema delicado, pero en este caso toca más de una fibra de mi ser. 


Como ustedes saben llevo 34 años de convivencia con mi compañera de viaje - la diabetes tipo 1 - y las complicaciones llegaron a mi vida antes de conocerlas bien, de conocer de qué se trataban y cómo podía enfrentarlas y sobre todo evitarlas; por ello me enteré de las mismas cuando ya estaban presentes en mi vida.
Ojo que con esto no quiero decir que nunca me dijeron que si no me cuidaba y mantenía un control de mi diabetes tipo 1 no terminaría ciega, amputada y en un hospital siendo dialisada por fallas en los riñones. Pero para el médico el llevar el control de mi diabetes era NO comer dulces nunca más en mi vida e inyectarme la insulina todos los días de mi vida.

Lo que sucedió en mi caso, es que hace 34 años no se tenía acceso a la información como la tenemos hoy en día, en ese entonces todo lo que decía el médico tratante era ley, pues se suponía que era el que sabía de la enfermedad y cómo tratarla de la mejor manera. Y en mi caso fueron años perdidos, con un tratamiento a la deriva (después de algunos años nos dimos cuenta con mis papás que eso era así, pero ya mi organismo estaba demasiado deteriorado para ese entonces). 

¿Cómo pedir buen control de la diabetes si no contaba con un glucómetro? así como lo leen, yo no conocía mis niveles de glucosa en sangre, a no ser que fuera al laboratorio clínico cada 15 días a que me pincharan el brazo para saber cuánto de glucosa tenía en ayunas ese día y de acuerdo a ese número el médico fijaba la dosis de insulina (que no era humana en aquel entonces, sino porcina o bobina) y era una dosis fija. ¿Increíble? Sí, hoy en día resulta inverosímil que nos digan algo así. No importaba qué comiera, si hacía ejercicio, si eran días de enfermedad, etc...siempre la misma dosis de insulina. Hasta ahora recuerdo cuando mi mamá hervía mi jeringa de vidrio en una pequeña ollita que colocaba en el fuego de la cocina para esterilizarla. 

Después como de año y medio ya contaba con un instrumento para medir mi glucosa...pero no se emocionen que no era un glucómetro (ni mis papás ni yo sabíamos de la existencia de este aparato). Esa nueva herramienta para medir mi glucosa se llamaba "Glucocinta" y recuerdo que era un papel amarillo que debía colocar debajo del chorro de la orina y se iba tiñendo de diferentes colores durante 5 minutos hasta que uno lo contrastaba con los colores del estuche donde venía (era más o menos como el estuche del hilo dental) y eso nos daba una idea de cuánto de glucosa en orina tenía en ese momento, pero no nos servía para realizar ajustes diarios en la dosis de insulina como se hace hoy en día. (Me hubiera gustado haberle tomarle una foto a esa reliquia...pero nunca imaginé que un día estaría contando mi historia de vida con la diabetes tipo 1).

Vaya, voy contando esto y realmente me parece surrealista la época en la que fui diagnosticada, la época de la carreta le digo yo y creo que no me equivoco, pues hoy en día todo es tan diferente y alentador para llevar un buen control y evitar la aparcición de las complicaciones a temprana edad. Muchos años viví con mi compañera de viaje descarrilada completamente y no por nuestra decisión o voluntad, sino por el desconocimiento y la falta de educación en diabetes con la cuál no se contaba en ese entonces.

Recién conocí un glucómetro en el año 1987 y ni siquiera existían aquí en Perú. Mis papás tuvieron que encargarlo a una persona que viajaba a los Estados Unidos para que me trajera uno y antes de comprar el glucómetro le dijo a mi médico tratante que estaba pensando en que tuviera un glucómetro y el médico dijo ¿para qué? y la verdad que a lo largo de todos estos años no ha sido la primera ni será la última vez que me han dado esa respuesta "¿para qué?". Era obvio que mis papás querían que tuviera un mejor control de mi diabetes y un glucómetro era una herramienta que ayudaba a que esto sucediera.

Cuando ya tuve el glucómetro, el doctor indicó que me midiera 3 veces a la semana la glucosa en sangre ¿¡pueden creerlo!? Y claro que lo hicimos así, él era el médico tratante especialista en diabetes tipo 1, así que lo hicimos de esta manera por algunos años, pero continuaba con las mismas dosis de insulina y esas glucometrías servían para darse una idea de cómo iba mi tratamiento...vaya, vaya...aunque usted no lo crea.

Fueron pasando los años y debido al mal control que tuve de mi diabetes tipo 1 desde que fui diagnosticada, teniendo glicemias tan variadas y hemoglobinas glicosiladas (A1C) desconocidas, las complicaciones no tardaron mucho en aparecer y llegué a tenerlas tempranamente y de manera agresiva. Las complicaciones a largo plazo, se volvieron a corto y mediano plazo, en mi caso. 
Siempre he dicho que donde naces y el entorno en el que vives condiciona muchas cosas en nuestras vidas; y en este caso específico condicionó el avance de las famosas complicaciones de la diabetes tipo 1. 

Muchas personas creen que las complicaciones nunca les llegarán o nunca las tendrán porque han llevado un control prolijo y estricto de su diabetes y es cierto...Conozco personas con 30 años de diabetes tipo 1 que no tienen ninguna complicación y son un ejemplo de que el buen control en todo el sentido es lo que retrasa la aparición de las mismas. Pero eso no significa que nunca las presentarán pues tengamos en cuenta que la diabetes es una enfermedad crónica degenerativa, lo cual quiere decir que va degenerando nuestros órganos. Lo que sí están logrando es que gracias a su esfuerzo y trabajo diario en su diabetes estas complicaciones se retrasen y no sean tan agresivas cuando lleguen.

 "Los estudios indican que mantener la diabetes con un control óptimo reduce de forma importante el riesgo de complicaciones.

El DCCT demuestra que la terapia intensiva es mejor que la convencional. Un valor de HbA1c del 7% redujo el riesgo de complicaciones de la vista, riñón y nervios a largo plazo en aproximadamente un 60%.
(Fuente: UCSF)"

Tal como indicó Melissa de Con Extra de Azúcar en su post acerca de las complicaciones.

Además ya sabemos que cada ser es un mundo aparte, cada organismo se comporta y reacciona de diferentes maneras. Podemos ser dos personas casi de la misma edad y con la misma cantidad de años viviendo con diabetes tipo 1 y simplemente una puede tener muchas complicaciones y la otra no. 

Lo importante es que hoy en día se cuenta con mucha información, existe la educación en diabetes (en algunos países), la información entre pares (que es tan valiosa), la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y contamos con glucómetros, bombas de insulina, sistemas de monitoreo continuo, etc que permiten que la persona con diabetes esté más controlada y no viva en una constante montaña rusa y eso es algo que alienta a cualquiera a cuidarse. 

En mi caso, ya no recuerdo que complicación llegó primero a mi vida y es como si todas hubieran decidido hacer fila e ir "desfilando" una por una en mi pasarela llamada vida (estoy siendo irónica). Pero como no quiero aburrirlos, ese será tema para varios otros posts que vendrán más adelante.

viernes, 31 de marzo de 2017

¡viernes azul...de unión!

Un viernes más...¡tod@s unidos por la misma causa! Sigamos creando conciencia acerca de la diabetes tipo 1, informando, educando y aprendiendo cada día más. Siendo conscientes de la importancia de la unidad y educación acerca de la misma.


Muchas veces podemos sentirnos que somos pequeños pedazos de vidrio aislados que podemos caer y rompernos en cualquier momento, pero la idea es que nos unamos todos por la misma causa y que en lugar de ser piezas aisladas y frágiles, podamos moldearnos hasta formar un bello y original diseño que sea funcional y que nos mantenga unidos para seguir luchando.

¡Feliz Viernes Azul para tod@s!

viernes, 17 de marzo de 2017

de vuelta al cole...

Crédito: gimnasiohuellitas.com

Siempre resulta duro volver a la normalidad de nuestras vidas, interrumpir esa fascinante sensación de libertad que uno experimenta cuando está de vacaciones o toma unos días de descanso (o meses en algunos casos). Y esto no significa que nuestra diabetes tipo 1 no vaya con nosotros a todos los lugares de los cuales disfrutamos en una estación tan especial como el verano…al contrario, ella siempre está presente. 

Pero ¡ojo! Ella también se relaja y se vuelve – algunas veces – un poco más manejable, simplemente porque no está bajo el estrés de la rutina, ya sea el colegio, el trabajo, etc y todas las obligaciones que ellos demandan.

Pero debemos prepararnos para volver al ruedo de nuestras obligaciones diarias. Recuerdo que cuando era pequeña y terminaban las tan ansiadas vacaciones de verano, mi mamá no sólo debía preparar los materiales para llevar a la escuela en ese nuevo año, sino que solicitaba reuniones con los maestros que estarían en constante contacto conmigo. Y aquí un paréntesis – seamos realistas, pero de pequeños pasamos más horas en la escuela que en nuestra propia casa, así que es importante que las personas que interactúan con nosotros durante tantas horas al día sepan de nuestra diabetes tipo1 y cómo enfrentar diversas situaciones de emergencia. 

Aunque en la época en que recién fui diagnosticada no se tenía toda la información y educación con la que los padres cuentan hoy en día. Para que tengan una idea, mis tres primeros años con diabetes tipo 1 no tuve glucómetro (así como lo leen). No existían los glucómetros en Peru y por esta razón cada 15 días tenía que ir al laboratorio de la clínica para que me sacaran sangre del brazo y me dijeran cuánto de glucosa tenía. Increíble, ¿no? Además en ese entonces (los años ochentas) sólo se encontraba insulina animal, ya fuera de porcino o bovino...(no se han equivocado en leer...así era) y era una dosis diaria sin importar qué comía, si hacía ejercicio, si estaba enferma, etc.

Así que mi mami durante esos tres primeros años sólo hablaba con mis maestros. Más adelante (cuando ya tenía glucómetro) mi mamá no sólo preparaba libros, uniforme, mochila, lonchera, etc sino un kit con lo necesario para cuidar de mis glucosas en caso lo requiriera. Y lo que resultaba más importante, la información, ya que no todas las personas saben acerca de la diabetes tipo 1 o suelen confundirla con la tipo 2. Es por ello que mi mamá se tomaba el tiempo de conversar y “educar”, en cierta forma, a mis maestros más cercanos.

Y es que cuando uno tiene una compañera de viaje como la diabetes tipo 1, ninguna información extra está de más; al contrario.

viernes, 10 de marzo de 2017

globos azules al cielo

Buenas noches...les deseo un lindo y feliz viernes azul a tod@s y un fin de semana de buenos números, sin que tengan que estar en una montaña rusa sin parar.

Si bien el mes de Noviembre es el mes elegido para celebrar el Día Mundial de la Diabetes, recuerden que durante todos los meses del año podemos trabajar para seguir creando conciencia, educando e informando acerca de la diabetes tipo 1.
Hay muchas formas de hacerlo, desde explicarle a los amigos, familiares cercanos y colegas del trabajo acerca de lo que tenemos hasta vestir de azul los viernes, como hoy.
Que tengan un fin de semana lleno de globos azules que lleguen al cielo...

martes, 7 de marzo de 2017

la diabetes tipo 1 en los tiempos de internet

Es increíble que pueda contarles que en la época en que me diagnosticaron con diabetes tipo 1 internet no existía. Es cierto…aunque muchos no puedan concebir la vida sin este tipo de tecnología (incluyéndome a mi), en ese entonces no se contaba con esta gran ventana para conectarse con el mundo entero y tener información de cualquier tipo con tan sólo un click.


Cuánto hubieran dado mis papás por “googlear” la palabra diabetes tipo 1 (totalmente desconocida para ellos en ese entonces) y encontrar una gran variedad de información acerca de la misma (como sucede hoy en día). Pero no se tenía esa facilidad, así que el médico era el maestro, guía y el que “todo lo sabía”.

Gran diferencia con el presente. Hoy en día, podemos acceder a gran número de información acerca de la diabetes, seguir educándonos acerca de ella, conocer los avances y ser pacientes empoderados que cuestionamos e interactuamos, no sólo con nuestros médicos, sino con otros pacientes. Ya quedó atrás aquella figura en que el médico era el “todo poderoso” y el paciente acataba todo lo que él le decía.

En la actualidad, podemos cuestionar e interactuar con nuestros médicos, lo cual es muy importante en el manejo de nuestra diabetes tipo 1 día tras día.

Debido a que en el ciberespacio podemos encontrar infinidad de información, lo que debemos tener en cuenta al momento de la búsqueda son las fuentes de la misma. No todas las fuentes son confiables y con este detalle debemos ser muy cautelosos.

Por ejemplo, si ingresamos a Google y colocamos la palabra “diabetes” inmediatamente tenemos una serie de links donde prometen “la cura con plantas, brebajes y muchas cosas más”, lo cual es totalmente falso, pues la diabetes tipo 1 no tiene cura, hasta ahora.

Y es que cuando tenemos gran cantidad de información en el ciberespacio, debemos saber discernir entre la que es confiable de aquella que no lo es. Definitivamente la vida con diabetes tipo 1 en los tiempos de internet es más llevadera que en los tiempos de la carreta, se los puedo asegurar.

viernes, 3 de marzo de 2017

un nuevo inicio

¡Feliz Viernes Azul para todos en todos los rincones del mundo!
Recordemos vestir de azul hoy o con una prenda de color azul y comentarle a quienes nos rodean, con qué fin lo estamos haciendo: crear conciencia, educar e informar acerca de la diabetes tipo 1 y los retos que implica tener a esta compañera de viaje.


Juntos lo podemos hacer, así que únete y no dejes pasar este nuevo inicio...un nuevo viernes azul!
¡Feliz fin de semana para todos!

viernes, 17 de febrero de 2017

viernes de malabarismo...

¡Feliz Viernes Azul de verano! Les deseo un fin de semana donde puedan compartir con la familia, los amigos y pasarlo de maravilla.

Recuerden que valiente es aquel que cuando cae puede volver a levantarse una y otra vez. Así como nos sucede a nosotros cuando hemos tenido un mal día con una montaña rusa de glucosas, pero tenemos que levantar los ánimos y seguir persiguiendo nuestras metas. 

No se den por vencidos por más que parezca imposible. El control de nuestra diabetes tipo 1 es un acto de malabarismo, literalmente hablando, que llevamos a cabo todos los días de nuestra vida, pero no se desanimen.



Todo momento es propicio para informar, educar y crear conciencia acerca de la diabetes. Sigan ayudándonos en esta gran tarea. Juntos ¡sí podemos!

lunes, 9 de enero de 2017

bienvenido 2017

¡Feliz año 2017 para todos!
Disculpen la demora...
Mi deseo para este nuevo año es que todos (sin excepción) podamos tener acceso a un mejor sistema de salud público y a tratamientos de última generación para nuestra diabetes tipo 1 y sus complicaciones.
Crédito: @diabetesabordo

Happy New Year to everyone! 
Sorry for the delay. 
I hope this 2017 we all (without exeptions) can access to a better public healthcare system and treatment for our type 1 diabetes and it´s complications.