viernes, 30 de septiembre de 2016

comienzos azules...

"...cada día es un comienzo nuevo...", nos dice Mario Benedetti en uno de sus poemas y tiene toda la razón. Aunque muchas veces queramos rendirnos ante las adversidades que se nos presentan y varias de estas situaciones nos abrumen en el día a día, aún tenemos esa fuerza para volver a empezar; ese fuego interno para intentarlo una y otra vez.


Cuando vivimos con diabetes no siempre es fácil volver a empezar y no dejarse abatir. Es cierto que cada día nos da esa oportunidad de un nuevo comienzo...un comienzo nuevo; y en cada una de las decisiones que tomamos durante el día (que son miles) se nota el fuego interior que nos motiva a seguir sin desfallecer.

Pero cuando aquellas decisiones tienen consecuencias en nuestra vida diaria, simple y cotidiana; en nuestra salud, en cómo nos sentimos, hay días en que se nos hace muy difícil no caer. Es por ello, que si bien nuestras fuerzas internas nos hacen salir adelante y seguir comenzando nuevamente, la familia y los amigos son uno de los pilares que necesitamos para sentirnos apoyados, motivados y capaces de realizar nuestros más grandes sueños.

No estás solo en esta lucha diaria, sólo es cuestión de abrir tu corazón y decir lo que sientes; verás que el apoyo que te puedan ofrecer no tiene precio.
¡Piénsalo!   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tus comentarios. Así nos ayudas a mejorar cada día. Gracias!