día mundial de la diabetes 2016

día mundial de la diabetes 2016

miércoles, 31 de diciembre de 2014

"corremos para cambiar la diabetes"

El español Javier Megías, ganador en 2007 de la primera etapa de la Vuelta a Chihuahua (México), será el encargado de liderar las opciones del equipo Novo Nordisk en la novena edición del Tour de San Luis. 

Junto a Megías, en la mejor prueba del calendario latinoamericano, estará el también español David Lozano, los franceses Nicolas Lefrancois y Charles Planet, el italiano Andrea Peron y el holandés Martijn Verschoor. 

"Corremos para cambiar la diabetes", dicen los responsables del equipo. "Nuestra meta es obtener los mejores resultados posibles sin dejar de inspirar, educar y capacitar a las personas afectadas por la diabetes", añade Phil Southerland. "Es nuestra misión". 
Crédito: EsCiclismo.com
Camino de los 32 años, Megías es uno de los veteranos del equipo. Su historia es la historia de tantos y tantos afectados por la diabetes. "De pequeño jugaba al fútbol. No lo hacía nada mal, de ahí que me llamaran Butragueño", en honor al ex jugador del Real Madrid. "Pero me rompí el cúbito y el radio y como mi padre era cicloturista, yo también empecé a montar en bicicleta". Tenía 10 años. 

A los 13, sin embargo, comenzó a sentirse mal. "Me salió de repente y como nadie en mi familia es diabético y no conocíamos los síntomas, lo pasé muy mal. Estuve un mes hospitalizado", recuerda. Por el camino, además, se dejó casi 20 kilos en sufrimiento. 

Por fortuna, sin embargo, pudo hacer y destacar en el deporte que ama. "Nos tenemos que cuidar un poco más que el resto de ciclistas, pero podemos hacer una vida normal", explica ahora, cuando está a punto de ser padre por segunda vez. "He pedido de manera voluntaria ir al Tour de San Luis porque es una carrera que está muy bien organizada y te da un punto de pedal muy bueno para competir después en Europa", explica. "El problema es que el nivel ha subido muchísimo en los últimos años". 

Los corredores del Novo Nordisk, sin embargo, no sólo corren para ganar u obtener buenos resultados, sino para demostrar que la diabetes no necesariamente es un obstáculo. "Puesto que en los diabéticos el páncreas no fabrica insulina, la glucosa no llega a las células, que son las que fabrican la energía, quedándose en el torrente sanguíneo", comenta el español. "Tenemos que controlarnos el azúcar", continúa, "llevar una dieta estricta y prescindir de algún alimento, como los dulces, aunque también alguna vez me doy un capricho", añade con naturalidad. 

Por fortuna, sin embargo, las nuevas tecnologías están cambiando la vida a los diabéticos. "Llevamos un chip subcutáneo, bajo la piel de la tripa, que mide continuamente los niveles de glucosa. No es nada molesto, es como un pelo, aunque hay que cambiarlo cada siete días", explica. 

Vía bluetooth, los corredores pueden ver en todo momento los niveles en un aparato que llevan en el bolsillo del maillot. "Si bajan mucho, tengo que comer; y si suben, aguantarme. Pero ya no sufro las pájaras (desfallecimientos) de antes, cuando iba a ciegas y después de cinco horas con la glucosa alta llevaba las piernas reventadas por la falta de insulina". 

Los pinchazos de insulina también tienden a desaparecer, o como poco han disminuido. "Hay otro aparato que lleva la insulina en un chip. Lo programas para unos días y durante ese tiempo te olvidas de todo", comenta. 

No es de extrañar que el autobús del Novo Nordisk sea siempre uno de los más visitados por los aficionados y que sus corredores reciban multitud de mensajes pidiendo consejo de otros afectados por esta enfermedad que, por fortuna, en la actualidad no es un impedimento para hacer deporte al más alto nivel.

Fuente y Redacción: EsCiclismo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tus comentarios. Así nos ayudas a mejorar cada día. Gracias!