día mundial de la diabetes 2016

día mundial de la diabetes 2016

jueves, 31 de enero de 2013

mi montaña rusa...en bogotá

¿Cómo han estado? han sido días sin comunicarme con ustedes, así que espero que estén menos atareados que yo. Al parecer este 2013 sí que ha llegado con fuerza y sin dejar pasar oportunidades. Les estoy escribiendo desde tierras colombianas, exactamente desde Bogotá. Después de la mudanza y todo el ajetreo que ésta significó, emprendí rumbo a Bogotá el 22 de enero, perdón, emprendimos rumbo a tierras colochas (mi eterna compañera y yo); pero desde que llegamos he estado a bordo de mi propia montaña rusa.
Glucosas en las últimas 3 horas (12m-3pm)
Mis glucosas han estado como locas, osea, un poco más y tienen vida propia sin importar qué haga yo por mantenerlas controladas.
En todo esto del viaje hay un pequeño detalle. Como muchos saben vivo en Lima, capital del Perú, que está situada en la costa central del Océano Pacífico y alcanza una altitud de 101 metros sobre el nivel del mar (msnm). Es decir, que estoy acostumbrada a vivir y desarrollar mis actividades en la costa. No se si alguna vez les habrá sucedido, que viajaron a la sierra del país, a Cuzco, etc y se sintieron pésimo porque les dio dolor de cabeza, náuseas y a algunas personas el tan conocido "soroche".
Bueno, no estoy diciendo que al llegar a la ciudad de Bogotá me haya sentido así, pero el detalle es que ésta se encuentra a una altura de, nada más y nada menos, 2.630 metros sobre el nivel del mar (msnm). Ligera diferencia con Lima, ¿no?
En mi caso, no se si será igual para todos los que tenemos diabetes tipo 1, la altura me ha afectado bastante. No puedo manejar mis glucosas, por mas que controlo mis comidas, que camino aprovechando en conocer algo de la ciudad y nada de nada.
También es cierto que la digestión siempre es más lenta en altura, debe ser por esa razón que mis glucosas suben y bajan como quieren y cuando quieren, lo cual me mantiene bastante agotada entre subidas y bajadas en mi montaña rusa: aquí una pequeña muestra de lo que les cuento!
Mis glucosas en las 12 horas anteriores a las 3pm, es decir, desde las
3 de la mañana hasta las 3 de la tarde: mi montaña rusa!

martes, 22 de enero de 2013

etapas de transición

Hola a todos, antes que nada, disculpen por no haberles escrito en estas semanas, pero aqui va: ¡Feliz todo!, ¡Feliz Navidad!, ¡Feliz Año Nuevo! y ¡Feliz Bajada de Reyes! Espero que lo hayan pasado lindo, en familia que es lo más importante y con mucha ilusión de que este 2013 será espectacular en todo el sentido de la palabra.
Estos últimos meses han sido muy agitados a nivel personal y familiar (ya ven que las subidas y bajadas, cambios de dirección - en sentido figurado y literalmente hablando- etc, no sólo suceden con mi compañera de viaje - la diabetes - sino en cualquier ámbito de mi vida). Bueno, después de postear acerca del estrés en épocas navideñas, el estrés se dio una vuelta por casa y decidió quedarse de visita por varias semanas. Lo increíble es que no fue estrés navideño, ni por Fiestas de fin de año ni nada de eso, sino por mudanza. Así es, estábamos dejando atrás una etapa de nuestras vidas y eso, quieran o no, siempre causa una mezcla de sentimientos, ciertos roces, sensibilidad y lo principal bastante TRABAJO, desgaste físico y emocional.
Los últimos días en casa fueron una locura, no tuve ni tiempo de estar en la computadora. Ni responder o escribir unas líneas porque nos la pasamos embalando, botando papeles, documentos, armando cajas, colocándo qué iba en cada una, amaneciéndonos y no precisamente de juerga o de Fiesta, parranda, etc.
Felizmente pudimos disfrutar de una linda Noche Buena con la familia y mis dos amores, mis sobrinas, que fueron las más entusiasmadas! Y es bello verles las caritas de ilusión, sorpresa, alegría y poder todos dar gracias por estar reunidos en una fecha tan importante, disfrutando de la presencia de quienes aún estamos por estos lares y recordando con mucho amor y alegría a aquellos que se nos adelantaron en partir.
El 25 fue algo diferente (por no decir totalmente diferente a otros 25 de diciembre), pues nos quedamos en casa embalando hasta el 2 de enero que seguimos guardando y embalando sin parar. Tuvimos nuestra propia montaña rusa en casa, pues no sólo fue la locura de embalar, guardar, donar, etc (es increíble la cantidad de cosas que puede tener una casa en la que se ha vivido 28 años!!, realmente insólito)...sino los sentimientos que despiertan el dejar un lugar en el cual has vivido por 28 años, que ha sido tu hogar por tantos años; que te ha regalado momentos inolvidables, vivencias (de  todo tipo), experiencias (de todo calibre) y si alguna vez alguno de ustedes le ha dicho adiós a la casa que los vio crecer entonces entenderán un poco a qué me refiero. Esa mezcla de sensaciones, sentimientos, recuerdos y al final espacios vacíos y una pila de cajas arrimadas en una esquina listas para ser llevadas a su lugar de destino, un depósito. Este es otro de los pasos que marcan una etapa de transición en nuestras vidas. Y digo transición porque aún no estamos en la que será nuestra nueva "guarida" y por ese motivo seguimos en etapa de cambios, movimientos de un lado a otro (cual satélites orbitando las calles de Lima) y sin un espacio propio, nuestro.
Obvio, que todo esto es parte de la mudanza, esa transición que hemos decidido realizar. Y ahí viene ese poder de adaptación que debemos desarrollar para no volvernos locos y no alocar a quienes nos están dando asilo por este espacio de tiempo.
Una de las cosas más difíciles para mi fue no contar con INTERNET. Estuve totalmente desconectada del mundo, el colmo, no? ...digo el colmo porque el sentirse desconectada del mundo por no tener conexión a internet es bastante dependiente...y así me sentí durante esos largos días (se me hicieron interminables) hasta que conseguí internet inalámbrico y todo volvió en parte a la normalidad. Quizá lo único que no ha sido ideal, es que nos hemos tenido que separar entre una casa y otra, pero al final creo que el balance será positivo, muy positivo.
Ahhhh un detalle, el Año Nuevo, sí lo celebramos en familia y con amigos, muy buenos amigos brindando en la que hoy ya no es nuestra casa. Nuestro último año nuevo en nuestra antigua casa...brindando por una nueva etapa en nuestras vidas, muchos cambios y un 2013 lleno de nuevos sueños, retos, proyectos y alegrías.

jueves, 10 de enero de 2013

investigación publicada en la revista Nature

Los investigadores han desvelado cómo la insulina utiliza al receptor insulínico para fijarse en la superficie de las células, un proceso que es necesario para convertir la glucosa de la sangre en energía, informó en un comunicado el Instituto Walter y Eliza Hall de la ciudad de Melbourne, Australia (WEHI, siglas en inglés).
Esta investigación contó con la contribución de científicos de Estados Unidos, Reino Unido y República Checa.

martes, 1 de enero de 2013

¡feliz año nuevo!

¡Feliz Año para todos en todas partes del mundo!...y que este 2013 nos traiga experiencias maravillosas y cada vez mejores noticias para nosotros los chicos dulces. Positivos...ya saben!
Y ahora despedimos el “2 0 1 2”, con la intensidad que cada quien lo haya vivido, abriendo paso al “2 0 1 3” que aguardamos con ánimo confiado, sabiendo que tenemos una nueva oportunidad para hacer realidad esos propósitos pendientes y aquellos nuevos que saldrán a nuestro encuentro, sean personales o familiares, propios o ajenos, igual los iremos descubriendo, uno a uno, con la esperanza que tengamos, la fortaleza y sabiduría para hacerlos realidad y convertirlos en motivo de alegría y gratitud a la vida.
¡Mis mejores deseos para ustedes y sus familias en este nuevo año 2013!